Bio

Futuro, presente, pasado…

todo

evolución

Todo tiene una historia

Luiti Callealta llevaba el «gen» de la cocina en su cuerpo. Metódico, ordenado, casado y con dos hijos, con una barba perfectamente recortada, señala que en su familia ya había «querencia» por este mundo.

De hecho su abuelo, Luis Callealta, fue jefe de cocina del Hotel Atlántico. «Murió cuando yo tenía 16 años. Todavía recuerdo el arroz con leche que hacía»

Evolución… Ciclos

Con Berasategui estuvo casi cinco años, cuando ya se vino para Cádiz para embacarse en el proyecto de Aponiente, cuando todavía estaba en su antigua ubicación en la calle Puerto Escondido. Ha vivido toda la evolución de Angel León y ha llegado a ser estos últimos años su hombre de confianza en la cocina hasta el punto de ser el director gastronómico de los 4 establecimientos del grupo. 

Ha ido ascendiendo en la empresa «y estoy muy contento con todo lo que he vivido allí». Hay un plato al que le tiene especial cariño, la tortillita de camarones, un plato que ha ido perfeccionando cada temporada en el restaurante.

Mi tiempo para llegar aquí

2005

Escuela de Hostelería

2008

Martín Bersategui

2014

1ª Estrella Michelín

2016

3ª Estrella Michelín

El mejor equipo

Muchos faltan por llegar todavía, mientras os iremos informando en redes en cuanto a nuevos proyectos e incorporaciones venideras.

Carta a Cádiz

Ciclo constante de vida es el que vivimos todos, la vida no es vida sin vida y por eso hay saber saborearla, paladearla, sentirla, compartirla…

Desde pequeño siento algo especial por mi tierra, muchos pensarán como yo, eso es lo bonito.

Lo bonito es despertarse y estar cerca de los tuyos, lo bonito es respirar el aroma de tu infancia, lo bonito es sentir que la tranquilidad que apacigua tu alma es alimentada por la felicidad que rebosa tu sentimientos mas intrínsecos.

Lo bonito es caminar por las calles que he pisado mil veces y que aportan seguridad a mi forma de ser, mi forma de ser, mi ente, no solo se la debo a mi tierra, ni mis allegados, sobre todo a mi maravillosa estirpe que hace que cuando piense en ellos, me emocione.

Ser Cádiz, es ser uno mismo, ser lo que quieras es lícito, sobre todo en una ciudad donde los aromas, los colores y los sentimientos a flor de piel uno los vive cada mes del año.

Mi cocina es es todo esto, es el ciclo de la vida, es mi vida, es el trabajo y el aprendizaje de años fuera de la tacita, ahora mas que nunca soy yo mismo, no es que no lo haya sido antes, simplemente es que ahora soy yo mismo en mi habitad natural.

Hoy es el primer día del resto de mi vida, tras escribir estas lineas, ya que voy a encender los fogones en el centro neurálgico de esta ciudad fenicia, en el corazón de uno de los barrios mas puros.

Hoy no comienza mi ciclo, hoy sigue…

Acompañame.

Luis Callealta

2020

Abrir chat